Inicio Sin categoría Ética y Responsabilidad Social Corporativa: Una guía para emprendedores.

Ética y Responsabilidad Social Corporativa: Una guía para emprendedores.

1726
1

Existe una línea muy delgada entre la ética y la responsabilidad social corporativa (RSC), aunque muchas veces se pasa por alto. Según la organización CSR Asia, líder en el tema, la RSC es el compromiso de una compañía para operar de manera económica, social y ecológicamente sustentable, al mismo tiempo que balancea los intereses de sus diversos stakeholders. Esta definición implica que las empresas podrían sacrificar utilidades de los dueños para favorecer a, por ejemplo, los vecinos de la empresa que sufren por el ruido y el tráfico que esta ocasiona.

Para Milton Friedman, economista responsable de promover la libertad económica, existe una y solo una responsabilidad social de las compañías – usar sus recursos en actividades diseñadas para incrementar sus utilidades manteniéndose dentro de las reglas del juego, es decir, actividades en abierta y libre competencia sin decepción ni fraude. Al parecer esta definición implica entonces que las empresas podrían hacer todo el ruido que quieran, abierta y transparentemente, siempre y cuando no esté penalizado legalmente, y no tendrían que pagar a ningún vecino por esto. ¿Cuál de las dos definiciones es la correcta?

Ambas. La diferencia está en aceptar y aplicar valores éticos universales, lo cual no siempre pasa, no nos ponemos de acuerdo en lo que es ético y lo que no.

Ejemplo 1: El prospecto de colocación de Google en la Bolsa de Valores de Nueva York dice en su misión: “Don’t be evil (no seremos malvados).” Sin embargo la BBC publicó en enero del 2006 que Google censuraba ciertas búsquedas sensibles a los usuarios en China con tal de poder acceder a dicho mercado. Para algunos esto no es algo socialmente responsable y puede generar una bomba en el tiempo.

Ejemplo 2: La mayoría de los mexicanos vemos con malos ojos a las empresas que anuncian productos milagrosos para bajar de peso, sin dejar de comer y sin hacer ejercicio. Sin embargo no tenemos problema con empresas que aseguran que si comes cereal todo el día, también bajaras de peso, aunque no expliquen claramente que puede generar mala nutrición. Ambas están mal, implican en mayor o menor medida cierta decepción al consumidor.

Peter F. Drucker, el mejor pensador de negocios en la historia, puso fin a esta discusión al combinar ambas definiciones: “la primera responsabilidad de las empresas es generar utilidades para cubrir los costos del futuro. Si esta responsabilidad social no se cubre, ninguna otra podrá cubrirse”

La calve de todo son los “costos futuros”. Esta definición incorpora el ser económica, social y ecológicamente sustentable con maximizar utilidades. Cubrir los costos del futuro implica por ejemplo, que Google no debería de censurar las búsquedas en China ya que socialmente en un futuro podría costarle muy caro. También implica que las compañías de dietas mágicas y las de cereales deberían de ser más transparentes con sus promociones, evitando que en un futuro algunos clientes inconformes con sus resultados los demanden.

En resumen, si una empresa actúa de acuerdo a la ética universal estará en todo momento cubriendo sus costos futuros, que es la primera responsabilidad social que tiene. Se deben internalizar dichos costos futuros en los estados financieros actuales, y maximizar las utilidades con los nuevos datos. Esto a su vez maximiza el valor presente neto de la inversión de los dueños al mismo tiempo que disminuye la huella social y ecológica que dejan las empresas.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here