Inicio Sin categoría Planeación vs Pantalones: Los emprendedores necesitan más del segundo y menos del...

Planeación vs Pantalones: Los emprendedores necesitan más del segundo y menos del primero.

1448
0

Peter F. Drucker, inventor del management dijo: “Siempre que veas un negocio exitoso, es porque alguien alguna vez tomó una decisión valiente.” Esto significa que la planeación tiene sus límites, y una vez alcanzados, lo que sigue es tener la valentía para ejecutar.

Steve Jobs en Apple es un buen ejemplo: difícilmente Jobs planeó hace 25 años que Apple sería una empresa productora de IPods y IPhones, que lo iban a correr y eventualmente regresaría, dos veces, a rescatar a la empresa, pero sin embargo todo esto pasó. Thomas Friedman, en su libro The World is Flat, asegura que la tecnología aplanó a la Tierra, en donde predecir es mucho más difícil. Esto significa que las empresas siguen de alguna manera la ley de entropía, es decir, que las cosas en el universo tienden a seguir un proceso aleatorio cada vez más grande y más caótico, imposible de planear y predecir con suficiente tiempo.

La evidencia más fuerte que tenemos en Endeavor, fundación de apoyo a emprendedores, y que recientemente el mismo Friedman llamó “el mejor programa antipobreza del mundo”, es que en una encuesta reciente que aplicamos junto con la firma Deloitte a 60 de los mejores emprendedores en México, encontramos los siguientes resultados:

El 50% de las 60 empresas tiene en promedio 5 años de estar en operación, el 61% empezó la empresa con menos de $250 mil pesos de inversión inicial, y el 70% de estos tiene una inversión actual superior a los $2.5 millones de pesos en activos, es decir, en cinco años la mayoría de las empresas multiplicaron por 10 su inversión inicial. De seguir esa tendencia, en los próximos cinco años estas empresas tendrán 100 veces la inversión inicial, algo imposible de predecir 10 años antes.

Empezar con $250 mil pesos no significa que las empresas están condenadas a fracasar o a ser pequeñas, más bien significa que los emprendedores planearon muy bien el negocio pero no a 10 años, sino a 6 meses, tuvieron la valentía de ejecutar, y ya después tomaron decisiones de expansión.

Hay ciertos parámetros planeados en las empresas, por ejemplo, proveer soluciones para la industria de la construcción, o desarrollar productos de consumo masivo, pero todo lo demás sigue más o menos un proceso de entropía. Esto no significa que las empresas están a la suerte del destino, más bien significa que tener valentía para tomar decisiones cuando estas se presentan genera empresas exitosas. Lo que la entropía significa es que las oportunidades se presentan cada vez más de manera aleatoria, imposible de predecir. Lo que Drucker nos dejó es que hay que estar preparado para ser valiente cuando lleguen dichas oportunidades. En palabras de Francis Bacon, pionero del estudio de la probabilidad y estadística: “la suerte favorece a los preparados.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here