Inicio Emprendedores Innovación a plena vista

Innovación a plena vista

1110
0

Erich Joachimsthaler, guru de innovación, viene a México, esté pendiente.

El fundador de la firma de consultoría en innovación Vivaldi Partners, y autor del Best Seller “Hidden in Plain Sight”, vendrá a México pronto para platicar con empresarios sobre su visión de que existen metodologías probadas y estandarizadas de procesos innovadores continuos.

Para Erich, la innovación debe partir de la demanda – y no de la oferta – del mercado. Su probado modelo “DIG: (Demand Innovation & Growth Model)” funciona bajo el supuesto de que las empresas deben conocer a su cliente mejor que a nadie.

Analizar a la demanda según Erich significa entender claramente que es lo que desea el cliente, sus necesidades, frustraciones y pasiones, como se comportan, viven y consumen, independientemente de los productos y servicios de la compañía que realiza el análisis. Esto significa que las compañías deben de adentrarse en las vidas de sus clientes y saber cómo, cuándo dónde y porqué hacen todo lo que hacen.

Procter & Gamble, como lo cita Erich, al meterse en la vida de sus clientes se dio cuenta que la marca Crest resolvía algunos problemas, pero que en realidad la gente no quería nada más una higiene dental, sino una higiene bucal. Gracias a esto, P&G desarrolló los famosos Whitestrips y el cepillo de dientes Spinbrush. De vender pasta de dientes, P&G con Crest vende ahora una serie de productos que le facilitan la vida a sus clientes.

Una vez entendida la demanda, es importante entender que el espacio de las oportunidades para innovar no solo viene del interior de la empresa, también puede venir de fuera. Siguiendo con el ejemplo, P&G tenía uno de los centros de investigación y desarrollo más soberbios del mundo, sólo las ideas que surgían de este laboratorio eran válidas. Al menos hasta que la estrategia de P&G fue la de abrir sus puertas a la innovación foránea, creando el lema: “No Inventado Aquí” y adoptándolo como un nuevo “mantra”. Fue así como P&G desarrolló junto a un competidor, Clorox, la sustancia activa detrás de los Whitestrips para blanquear dientes, y fue así como P&G adquirió los derechos del Spinbrush desarrollado por el emprendedor serial John Osher.   

Finalmente, ya con el análisis integral de la demanda (mis clientes quieren higiene bucal, no dental) y habiendo definido el espacio de oportunidades (hay un cuate que inventó un cepillo de dientes automático muy accesible y con Clorox inventamos un blanqueador digerible), es necesario implementar una estrategia de acción, lo cual indiscutiblemente depende de las capacidades gerenciales y emprendedoras dentro de la empresa. Para P&G y su equipo, la ejecución de estrategias es su razón de ser, y esa capacidad es fuente de ventaja competitiva.

Más adelante daremos información sobre la visita de Erich Joachimsthaler a México.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here